Me cago en mi vieja, si yo tenía tumblr y todo!

Los domingos. Ese horrible día en el que a tu cerebro siempre se le ocurre la misma genial idea: Recordar todo lo que tuve y perdí, todo lo que pudo ser y no fue, todo lo que echo de menos.

Esos días en los que te das cuenta de todo el mal que has causado y que te han causado, donde los aciertos que un día cometiste hoy solo son ceniza.

Para mi todos los días son domingo.

(Fuente: glvssxhearts)

(Fuente: finofilipinold)

Fuck yeah internet

Fuck yeah internet

(Fuente: badblueprints, vía finofilipinold)

finofilipino:

Todos lo hemos hecho.
A nadie le gusta la primera vez:
Tabaco.
Cerveza.
Fisting.
…
continuad la lista.

finofilipino:

Todos lo hemos hecho.

A nadie le gusta la primera vez:

  • Tabaco.
  • Cerveza.
  • Fisting.

continuad la lista.

(Fuente: elguindilla)

No sabemos hasta que punto somos inconscientes de lo que implica asesinar a una persona. Hablamos y bromeamos sobre matar, de formas crueles y despiadadas e incluso absurdas. Hacemos programas, libros, videojuegos, películas donde se matan a una cantidad tan grande de gente que es ridículo. No digo ahora que debamos dejar de hacer juegos y películas de ello, pero me hace pensar hasta qué punto creemos que somos inmortales. Vemos todas esas películas desde la comodidad de un butaca (bueno, relativa comodidad), jugamos a todos esos videojuegos desde la comodidad de un sofá, creyendo que todo aquello que pasa es ajeno a nosotros. Nosotros jamás moriremos de esa forma. Asesinamos pulsando la X y ya está. Lo peor es que también pasa en la vida real.

Cada bala en la cabeza, cada cuello rajado, cada granada lanzada es una vida que escapa, un humano que conoce su fin, un millar de historias, años y años de vida que llegan a su fin de una forma brusca y normalmente, cruel.

Hasta las religiones nos intentan meter en la cabeza que la vida es una penitencia que solo conoce redención con la muerte. Cristianos, islamistas, judíos, todos asesinos que justifican sus actos con el nombre de su Dios. Dioses que teóricamente predicaron la paz. En tal caso, solo se me ocurren dos cosas: O alguien entendió mal o es que no son dioses, si no horribles demonios, ya que un Dios que quiere la muerte por la paz no merece ser alabado. 

Dios bendiga los gobiernos que hablan de la guerra sobre algo necesario cuando los paises que no hacen lo que ellos quieren se niegan a escucharlos. Mandan soldados a luchar por algo que no han pedido. Mueren miles de personas, pero todo por el bien de la nación. El fin justifica los medios siempre y cuando tu no tengas que ejecutarlos ¿no?

Pienso que en los institutos de cada pueblo del mundo deberían ponerse videos snuff y hacerles pensar lo que sentirían si ellos fuesen las victimas. Mentalizarlos de lo que implica matar a alguien. Traumatizar cada mente adolescente tan brutalmente que no sean capaces de alzar un arma contra nadie. Quizás así conozcamos la paz y gobiernos y religiones dejarían de buscar la paz con muerte.

Quizás si cada una de esas personas que apoyan una guerra fuesen conscientes de lo traumático que puede resultar quitarle la vida a alguien buscaríamos de verdad vías opcionales a la guerra para conseguir la paz.

Somos monstruos que piden a otros monstruos que acaben con los monstruos que viven en nuestras pesadillas.

Cada día mi vida me resulta mas triste y estúpida. Vivo enamorado de una persona que hace tiempo que me olvidó, deseando tener un premio por el esfuerzo que no hago, queriendo tener lo que no me he ganado, deseando escuchar las respuestas a preguntas que nunca hice. Soy mi propio cáncer y mi peor enemigo.

Lo peor es que no puedo decirlo a nadie. ¿Por qué? ¿tengo amigos no? Ellos podrán ayudarme ¿no?. A mi no me ayuda contar mis problemas. Ni me ayuda que la gente sienta compasión por mi. Me ayudan las soluciones. Cosas que no me pueden brindar ninguna de las personas que me dicen “ya sabes, estoy aquí para lo que sea”.

Si, tengo salud, tengo casa y una proyección académica medioque, hay millones de personas que se están muriendo en la calle y aquí estoy yo, quejándome de nimiedades en una web de modernitos de mierda que, al igual que yo, se quejan de estupideces. 

Precisamente eso es lo que me hace sentir verdaderamente triste y estúpido. Mi cabeza está llena de problemas ínfimos y cursis que me hacen sentir mal cuando realmente no tengo ninguna clase de derecho a quejarme.

Soy patético hasta para ser triste.

dangernips:

Within the Ruins - Versus

dangernips:

Within the Ruins - Versus